"Las ideas no duran mucho; hay que hacer algo con ellas".

D. Santiago Ramón y Cajal


lunes, 20 de enero de 2014

NUEVO LIBRO DE FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO

Ya está a la venta el libro "VALORACIÓN DEL RENDIMIENTO DEL DEPORTISTA EN EL LABORATORIO" editado como Monografía de Medicina del Deporte por FEMEDE.
Se trata de un libro fundamentalmente práctico para aquellos que quieren conocer cómo es un Laboratorio de Fisiología del Ejercicio y cómo se realiza en él la valoración de un deportista, partiendo de los fundamentos teóricos necesarios.
En esta dirección de FEMEDE se puede adqurir y consultar sus contenidos.


domingo, 8 de diciembre de 2013

LA COMPLEJIDAD EN LA MARCHA HUMANA

La marcha humana se considera un proceso complejo y no lineal que requiere de unos métodos matemáticos adecuados para analizarlo. Entre estas herramientas matemáticas se encuentra la entropía, que es una medida que cuantifica la regularidad de una serie temporal. Los estudios de la complejidad de la marcha se han realizado fundamentalmente en sujetos de edad avanzada o en determinadas patologías que afectan a los patrones de marcha, pero creemos que este tipo de análisis aportaría también información importante a los estudios de marcha y carrera en deportistas y podría tener aplicaciones en diferentes campos.
Nuestro grupo ha publicado recientemente una revisión sobre el papel de la entropía en el análisis no lineal de la marcha: Entropy in the analysis of gait complexity: A state of the art. 

LA MEDICINA ALTERNATIVA QUE DEMUESTRA SU EFICACIA SE LLAMA MEDICINA


Estoy muy preocupado por las declaraciones realizadas por la directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).  
En una entrevista publicada en el diario El Pais del pasado 3 de diciembre, la Sra. Crespo se deja caer con aseveraciones como esta: “Los homeopáticos son medicamentos como todos los demás”.
Sin embargo, cuando la periodista (María R. Sahuquillo) le hace preguntas concretas al respecto, las respuestas dan escalofríos.

A la pregunta sobre el análisis de la eficacia de estos “medicamentos”, la Directora responde que “los laboratorios fabricantes trabajan con unas normas determinadas de calidad. Además, los medicamentos homeopáticos son presentaciones con unas concentraciones tan bajas que es prácticamente imposible tener un problema de seguridad con ellos. Nunca hemos tenido comunicaciones de reacciones adversas importantes”. 
¡Ah, bueno! Entonces me quedo mucho mas tranquilo. Si los laboratorios controlan la calidad y nadie ha comunicado efectos adversos al ingerir agua (que es el único contenido demostrado en cualquier "medicamento" homeopático), ya no hay nada que temer.
Cuando la periodista insiste en que si se va a exigir a estos “medicamentos” que demuestren su eficacia, igual que todos los demás, la Sra. Directora responde:
La legislación contempla dos tipos de medicamentos homeopáticos: los que quieren tener una indicación terapéutica determinada y los que no. Solo les solicitaremos que demuestren la eficacia si hay indicación terapéutica. Tendrán que presentar estudios sobre esa eficacia”.
En este punto me asalta una duda, seguramente fruto de mi ignorancia, ¿hay medicamentos que no tengan una indicación terapéutica, es decir, que no sirvan para nada?, ¿o esto es solo privilegio de los “medicamentos” homeopáticos”?

Pero lo bueno viene ahora, cuando la periodista le pregunta si se le van a exigir a estos “medicamentos” el mismo tipo de estudios que a los demás para acreditar su eficacia.
La Directora, (me la imagino revolviéndose incómoda en la silla dilucidando cómo tragar este sapo) responde:

“Son estudios distintos a los que se hacen con los fármacos industriales pero tendrán que demostrar su calidad, seguridad y eficacia igual que el resto de los fármacos. Aunque el análisis de la efectividad puede variar dependiendo del tipo de producto e irá en función del riesgo que presenta para el ciudadano. No es lo mismo un medicamento teratógeno que homeopático. Así es que dependiendo de la indicación que el laboratorio solicite en ese momento para el fármaco nosotros, la Agencia, determinaremos qué estudios de efectividad pedimos”.

¡Impresionante! Al menos nos tranquiliza saber que no se colarán medicamentos teratógenos (aunque sigo considerando difícil que el agua pueda inducir malformaciones fetales). Pero por otro lado me intranquiliza una cosa, ¿significa esto que se va a abandonar el método científico y que a partir de ahora la forma de demostrar algo va a ser ad hoc dependiendo de lo que se quiere demostrar? ¿Se aplicará a todas las ciencias o es una medida especial para aquellos que de otra forma son incapaces de demostrar nada? 
Por cierto, no creo que sea necesario aclararle a la Sra. Directora que los "medicamentos" homeopáticos son tan industriales como los demás, ¿o es que se imagina a un druida fabricándolos a mano en un caldero?

Pero la periodista sigue en sus trece y es reacia a dejarse convencer por los "argumentos científicos" de la Sra. Directora, de modo que va y pregunta de forma directa: “¿Tener el permiso definitivo significa que el Ministerio de Sanidad aprueba que estos productos sirven para aquello que indica que sirven?”
A lo que la Directora responde:
Sí, si ellos cuando nos solicitan la autorización dicen que quieren tener una indicación terapéutica. Pero, como decía, tienen que demostrar la calidad, seguridad y eficacia. Igual que otro medicamento. Los que no quieren tener indicación terapéutica establecida no tienen que demostrar la eficacia.”

Creo que lo primero que alguien debería explicar a la población general es el mecanismo por el cual se supone que estas sustancias realizan su acción. Ni siquiera estoy pidiendo que demuestren que hacen lo que dicen que hacen; sólo les pido que expliquen cómo se supone que lo hacen.
El principio de similitud (curar con aquello que enferma), las diluciones hasta llegar a la inexistencia del producto original, la supuesta capacidad de memoria del agua y algunos aditamentos propios de la brujería como la sucusión (agitar el preparado con determinadas reglas mientras se diluye), van contra toda razón, además de contra todos los principios conocidos de la Física, la Química, la Biología, la Fisiología, la Farmacología, etc…

Estos principios, especialmente el de similitud, llevan a extremos tan absurdos como tratar de curar las gastroenteritis y diarreas…¡con caca de perro! Si, no es broma. El principio se denomina (eso sí, en latín) “excrementum caninum”, pero ¡menos mal que las diluciones infinitesimales lo reducen a agua clara!, aunque tengo una curiosidad tremenda por ver en qué apartado sitúa la AEMPS a este “medicamento” y qué tipo de estudios “ad hoc” decide el Ministerio solicitarle para acreditar su eficacia.

Por favor, seamos serios. Se lo debemos a toda la gente que se deja la piel a diario investigando y a todos los que lo han hecho a lo largo de la Historia.

El propio Ministerio de Sanidad creó una comisión de técnicos y expertos que entre 2008 y 2010 realizó un informe sobre la situación de las llamadas “terapias alternativas” con especial atención a sus fundamentos científicos. En este informe, publicado en 2011, se dice textualmente: “El tratamiento homeopático comprende la administración individualizada de dosis extremadamente pequeñas de las mismas sustancias que producen un determinado síntoma utilizadas a dosis muy diluidas para aliviar dicho síntoma. Esta nueva aproximación fue propuesta a finales del siglo XVIII por Samuel Hahnemann. Aunque se han formulado varias teorías para explicar los posibles mecanismos de acción de la homeopatía, ninguna ha sido científicamente verificada”.

Respecto a los supuestos trabajos científicos que los partidarios de estas terapias esgrimen con frecuencia (eso sí, sin dar nunca detalles concretos), el informe indica:
El principal problema encontrado en las revisiones sistemáticas de ensayos clínicos disponibles es la baja calidad de los estudios primarios. En el año 2000 se publicó una evaluación de la calidad de los ensayos clínicos que se habían realizado con estas terapias (Bloom BS, 2000). Se identificaron más de 5.000 ensayos publicados entre 1966 y 1998, de los cuales, más del 90% no eran ensayos controlados o no utilizaban técnicas de enmascaramiento. La puntuación media de la calidad (en una escala de 100 puntos) de los 258 ensayos que cumplían los criterios de inclusión (aleatorio, controlado, ciego, en inglés, con un diagnóstico e intervención bien definidos y en revistas con revisión por pares) fue de 44,7 puntos.”
No parecen buenas bases para fundamentar la decisión de la AEMPS.

Hoy por hoy, la Homeopatía no puede aportar ni una sola prueba sobre su posible mecanismo de acción, si es que existe, mas allá del efecto placebo. Esa es la única realidad científica. Todo lo demás, entra en el campo de las creencias.
Yo respeto profundamente las creencias como parte esencial de la libertad de las personas y siempre que se queden en el terreno personal, pero me preocupa cuando se quieren homologar a la ciencia. Por mucho que respete a cualquier persona que crea que una oración ayuda a curar enfermedades, me preocuparía enormemente que desde el Ministerio de Sanidad se fomentara en los hospitales la sustitución de los quirófanos o las unidades de Oncología por salas de rezo colectivo.


viernes, 12 de julio de 2013

Curso de Análisis No Lineal de Series Temporales y Datos en Medicina Deportiva

Los próximos 13, 14 y 15 de septiembre se celebrará en Madrid el primer curso de Análisis No Lineal de Series Temporales y Datos en Medicina Deportiva (Course on Nonlinear Analysis of Time Series and Data from Sports Medicine).
Este curso está organizado por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid (Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones) con el apoyo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y la Subdirección general de Salud del Consejo Superior de Deportes.
Es la primera vez que se organiza un curso de estas características aplicado a las señales obtenidas en medicina del Deporte y constituye una magnífica ocasión para formarse en el manejo de este tipo de herramientas matemáticas que aportan una información tan apasionante como desconocida aún en el campo de las Ciencias del Deporte.



lunes, 6 de mayo de 2013

¿POR QUÉ LA GENTE CREE EN TRATAMIENTOS "ALTERNATIVOS" INÚTILES?


Si una terapia no ortodoxa resulta poco creíble debido a que los mecanismos implicados o sus supuestos efectos contradicen leyes científicas bien fundamentadas; carece de una base lógica científica aceptable; tiene insuficientes pruebas de apoyo derivadas de una investigación científica controlada; ha fracasado en ensayos clínicos controlados realizados por evaluadores imparciales; no ha sido capaz de refutar explicaciones alternativas por las cuales podría parecer que funciona en escenarios no controlados, y parece de eficacia improbable, incluso para los profanos en el tema, sobre la base del sentido común... Entonces, ¿por qué hay tanta gente instruida que continúa comprando y vendiendo este tipo de tratamientos?
El psicólogo canadiense Barry L. Beyerstein, profesor de la Simon Fraser University, en la Columbia Británica, escribió un magnífico artículo en 1999, traducido por Sergio López Borgoñoz a partir del texto original “Social and judgmental biases that make inert treatments seem to work” publicado en Scientific Review of Alternative Medicine. En él dice: “Es mi propósito en este artículo llamar la atención sobre ciertos factores sociales, psicológicos y cognoscitivos que pueden llegar a convencer a gente honrada, inteligente e instruida de que tratamientos desacreditados científicamente pueden llegar a tener algún valor”.
Entre otras cosas, dice el Dr. Beyerstein que las medicinas llamadas alternativas siguen siendo “alternativas” porque los que las practican dependen de razonamientos subjetivos y testimonios de otros usuarios en vez de basarse en una investigación científica que apoye y sustente esas prácticas. Permanecen fuera de la corriente científica porque la mayor parte de sus supuestos mecanismos contradicen principios bien establecidos de la biología, de la química o de la física. Si los defensores de estas terapias pudieran aportar pruebas aceptables que apoyaran sus métodos, éstas dejarían de ser alternativas al incorporarse a la medicina convencional.
En su artículo indica que los consumidores de tratamientos no científicos pueden ser clasificados básicamente en dos grupos. En el primero de ellos se encuentran los usuarios que prueban las terapias no convencionales porque asumen, erróneamente, que anteriormente alguien “de confianza” las ha sometido a una prueba de eficacia. Este “alguien de confianza” puede ser una cadena de TV que emite una noticia no contrastada sobre el tema o el testimonio favorable de un amigo. Otras veces la fuente de confianza es haber visto el producto en una farmacia compartiendo espacio con productos de eficacia contrastada o una publicidad insertada en un medio de comunicación.
Los del segundo grupo, en opinión del Dr. Beyerstein, escogen tratamientos alternativos por un compromiso filosófico más amplio. Aquellos que escogen las medicinas complementarias sobre bases ideológicas mantienen un afecto por estas prácticas mucho más sólido y enraizado en una vasta red de creencias sociales y metafísicas, no siendo necesario añadir que su visión cosmológica difiere sustancialmente del punto de vista racionalista que define la biomedicina científica y de sus reglas empíricas, por lo que no es sencillo llegar a un consenso con ellos.
Estas corrientes están impregnadas de ciertos contenidos mágicos y de un punto de vista subjetivo del Universo cuyo dualismo mente-cuerpo ha facilitado el retorno de diversas variantes de la “curación mental” tan popular a lo largo de los siglos; es decir, la creencia de que las verdaderas causas y los remedios para casi todas las enfermedades radican en la mente. Indudablemente, sería bonito que la risa y tener la mente ocupada con pensamientos optimistas nos mantuvieran sanos, o que el hecho de rezar pudiera librarnos de enfermedades
Por otra parte, estas corrientes suelen explotar la opinión muy difundida de que la medicina moderna se ha vuelto excesivamente tecnócrata, burócrata e impersonal. Esto lleva a algunas personas a recordar nostálgicamente los días en los que un afable doctor del pueblo tenía todo el tiempo necesario para dedicar a un paciente y servirle de alivio acompañándole en su lecho. Esta situación en sí misma es muy deseable, pero se tiende a olvidar que, con frecuencia, eso era lo único que el médico podía ofrecer en esos tiempos.
Escribe el Dr. Beyerstein que un peculiar barniz romántico tiende a convertir a los remedios “naturales” de las terapias alternativas y su enfoque “holístico” en procedimientos necesariamente más seguros, menos agresivos, y más eficaces que los que tienen un origen tecnológico. Se escucha frecuentemente, por ejemplo, la absurda afirmación de que los brebajes de hierbas no tienen efectos secundarios: si los ingredientes de un producto natural son lo suficientemente potentes como para afectar a la fisiología humana de una manera ventajosa, son ciertamente también capaces de causar efectos secundarios. Decir otra cosa es admitir que se está administrando una sustancia inerte.
En definitiva, el Dr. Beyerstein aconseja a los clientes que sean incrédulos hacia cualquier persona que efectúe prácticas “médicas” que:
1. Sea ignorante u hostil hacia la corriente principal de la ciencia;
2. No pueda proporcionar una explicación razonable para sus métodos;
3. Use una jerga promocional enlazada con alusiones a fuerzas espirituales y energías vitales o a planos inciertos, vibraciones, descompensaciones y afectividades;
4. Asegure poseer ingredientes o procesos secretos;
5. Apele a conocimientos ancestrales y a “otras formas de conocimiento”;
6. Afirme “tratar a la persona como un todo” en vez de tratar enfermedades;
7. Declare ser perseguido por la vieja guardia y aliente acciones políticas en su nombre, o esté presto a atacar o demandar a sus críticos en vez de responder con investigaciones válidas.

miércoles, 16 de enero de 2013

UNA AYUDA CONTRA EL ENGAÑO PSEUDO-CIENTÍFICO

He encontrado un blog que recomiendo encarecidamente visitar; se titula "El retorno de los charlatanes" y trata de denunciar el pensamiento mágico, la irracionalidad y el embuste. Recomiendo muy especialmente la lectura del artículo titulado "Cómo convertirse en charlatán".
La verdad es que resulta un soplo de aire fresco en medio de tanta laxitud e indiferencia de pensamiento, donde cualquier cosa que tenga un envoltorio atractivo y esté rodeada de cuatro palabras mas o menos técnicas (aunque carezcan de sentido) se vende a la perfección ante la credulidad y la falta de cuestionamiento de una sociedad cada vez mas adormecida en todos los sentidos.
A los charlatanes que abusan de las personas indefensas hay que denunciarlos y perseguirlos. No hay otra opción. Es una cuestión de decencia, pero también es una deuda de la sociedad con aquellas personas que de verdad trabajan día a día para todos nosotros en los diversos campos de la Ciencia, a veces con sueldos míseros, sin horarios, teniendo que abandonar su país por falta de empleo y cuyo trabajo (y muchas veces sacrificio) despreciamos cada vez que damos crédito a cualquier pamplina venga de quien venga (y a veces lamentablemente vienen de gente con un alto prestigio mediático).

No puedo evitar recordar aquí la primera estrofa del poema de Rudyard Kipling "If":

"If you can keep your head when all about you
are losing theirs and blaming you..."

("Si puedes mantener la cabeza cuando todos a tu alrededor la están perdiendo y te culpan a tí...)

viernes, 3 de agosto de 2012

VALORES DE REFERENCIA DE VARIABILIDAD DE LA FRECUENCIA CARDIACA

En el número 7 del volumen 4 (2012) de la revista Health, aparece un artículo que recoge valores de referencia de Variabilidad de la Frecuencia Cardiaca tanto en el dominio de tiempo como en el dominio de frecuencias y en el diagrama de dispersión de Poincaré.

Valores de referencia para los parámetros del dominio de tiempo ya hay algunos publicados (aparte de los propuestos por la Task Force para el riesgo cardiovascular), aunque no con series tan largas, pero este artículo proporciona también valores para el dominio de frecuencias y para los diámetros del gráfico de dispersión de Poincaré.

La principal aportación de este trabajo es presentar los valores de referencia en tablas de percentiles para cada una de las variables y para ambos sexos, teniendo en cuenta el nivel de actividad física.
Por otra parte, los datos corresponden a un grupo de edad muy concreto (18 a 25 años) lo que por una parte contribuye a eliminar la influencia del factor envejecimiento, pero por otra, hace necesaria la aportación de nuevas series con diferentes rangos de edad.

sábado, 28 de enero de 2012

INTERNATIONAL SYMPOSIUM ON NONLINEAR DYNAMICS AND ITS APPLICATION TO SPORT



El próximo 23 de marzo se celebrará en Sevilla el Simposium Internacional sobre Dinámicas no Lineales y su aplicación al Deporte.

Este Simposium está organizado por la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y el Consejo Superior de Deportes y contará con la asistencia de restigiosos expertos internacionales.


Para asistir, contactar con sevillacongresos2@viajeseci.es




viernes, 25 de noviembre de 2011

MORTALIDAD, MORBILIDAD Y ESTILO DE VIDA ACTIVO

El pasado 4 de julio el Instituto Nacional de Estadística hizo públicos los datos de mortalidad en España correspondientes al año 2009. Con una tasa de mortalidad global de 838 defunciones por 100.000 habitantes, el primer lugar sigue correspondiendo a las enfermedades del aparato circulatorio con un 31,2 % del total, aunque se aprecian algunos cambios. Así, mientras estas enfermedades han descendido un 2,2 %, el cáncer de pulmón y el de colon han aumentado un 1 y un 2,3 % respectivamente. Por otra parte, en el apartado de las muertes no naturales, los suicidios han desplazado a los accidentes de tráfico como primera causa; de hecho, entre los 15 y los 44 años, estas causas de muerte no naturales (incluyendo suicidios y accidentes) son las primeras con un 33,4 % del total.
Por enfermedades concretas, la cardiopatía isquémica y la enfermedad cerebro-vascular continúan ocupando el primer lugar, con un 9,25 y 8,1 % respectivamente, aunque alternan su posición en función del sexo: la cardiopatía isquémica es la primera causa de muerte en los hombres y la enfermedad cerebro-vascular lo es en las mujeres. Si a estas dos patologías le sumamos la diabetes mellitus, la hipertensión arterial y otras patologías metabólicas, encontramos que el 22,2 % del total de las muertes corresponden a enfermedades que de una forma importante están ligadas a hábitos de vida sedentarios.
Se han hecho y se siguen haciendo grandes esfuerzos para conseguir que la población practique algún deporte o, al menos, incremente su nivel de actividad física. El resultado de estas actuaciones es que se está incrementando poco a poco en nuestro país el número de personas que practica deporte o hace ejercicio y este cambio posiblemente haya aportado su granito de arena a esa reducción del 2,2 % en el número de muertes de causa circulatoria, especialmente aquellas debidas a cardiopatía isquémica.
Sin embargo, no se observa esta reducción en la prevalencia de las patologías ligadas al sedentarismo. Los datos más recientes en nuestro país indican que un 12 % de la población padece diabetes tipo II (de los cuales un tercio lo desconoce), un 41,2 % padece hipertensión arterial, el 28,2 % es obeso y el 20,8 % padece síndrome metabólico. Todo ello complicado por el hecho de que el 50,3 % de los españoles son sedentarios.

Ante esta situación, falta dar un paso importante y es convencer a la población de que aumentar el nivel de actividad no es un añadido ni un plus de bienestar, sino que es una clave sustancial de su estado de salud. No se trata sólo de añadir un número de minutos una serie de días a la semana en los que hagamos un tipo concreto de ejercicio, sino que la clave está en hacer que nuestra vida diaria tenga un nivel mayor de actividad que implique un gasto energético significativo.
Seguramente resulta difícil explicar (y mucho más difícil aceptar) que uno de cada dos españoles (como el resto de los ciudadanos del llamado “primer mundo”) enferma y uno de cada cinco se muere, en buena medida, como consecuencia indirecta de aquello que nuestros padres y abuelos soñaron para nosotros: la comodidad en nuestras vidas, la reducción sustancial del trabajo físico y una oferta ilimitada de alimentos.
Nuestro organismo es una máquina bastante perfecta a la que le ha costado varios millones de años de evolución adaptarse de la forma más eficaz a las condiciones de supervivencia impuestas por el medio en cada momento. De esa forma, la capacidad de almacenar grandes reservas energéticas en forma de tejido adiposo para poder hacer frente a los periodos de carencia de alimento en un entorno de alto gasto energético y con una oferta alimenticia bastante escasa e irregular, supuso un éxito adaptativo para la supervivencia en antepasados nuestros relativamente recientes (unos dos millones de años). Se postula con la idea de que estas adaptaciones, seleccionadas por la evolución, .incluían una resistencia selectiva a la acción de la insulina y, probablemente, un cambio en la sensibilidad del sistema nervioso central a la leptina como señal de saciedad. Pero en la actualidad la resistencia a la insulina está en el origen del síndrome metabólico y sus diferentes manifestaciones.
A partir de los grandes cambios introducidos por la revolución industrial en la segunda mitad del siglo XVIII, nos encontramos con que en una parte del mundo se precipita rápidamente una cadena de cambios que desemboca en los últimos 50 o 60 años en un estilo de vida en el que la oferta alimenticia es constante, abundante y muy superior a las necesidades establecidas por un gasto energético que se ha reducido al mínimo.
Por supuesto, es importantísimo actuar sobre la alimentación mejorando la calidad y reduciendo la cantidad para adecuarla a las necesidades, pero no podemos olvidar que nuestro diseño biológico está orientado al movimiento y a la actividad y que para su correcto funcionamiento requiere un nivel considerable de gasto energético porque, de lo contrario, los cambios metabólicos que supusieron una enorme victoria para la supervivencia de la especie seguirán siendo la principal causa de enfermedad y muerte en la humanidad de la opulencia.

(Este artículo se ha publicado como Editorial en el nº 146 de la revista Archivos de Medicina del Deporte; noviembre 2011).

sábado, 8 de octubre de 2011

PROYECTO DINLIDER

Por iniciativa del Consejo Superior de Deportes y con el apoyo de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, se ha constituido un grupo de trabajo que reúne a diferentes científicos y grupos de investigación que trabajan en aspectos relacionados con los sistemas dinámicos no lineales y su aplicación en el deporte.

Este grupo inicial celebró una reunión en la sede del Consejo el pasado 13 de septiembre en la que se pusieron las bases para una colaboración estable entre los distintos grupos y Universidades para tratar de impulsar en común la investigación en este campo aunando los esfuerzos de aquellos que trabajan en las aplicaciones prácticas en el terreno con los que pueden aportar las bases teóricas necesarias para moverse en este fascinante pero complicado campo.

Se han ido incorporando nuevos miembros y con la colaboración de la empresa Persei Consulting se ha abierto un espacio web que aloja una plataforma colaborativa en la que se ha comenzado a gestar un embrión muy interesante.

La iniciativa puesta en marcha ha sido bautizada como PROYECTO DINLIDER (acrónimo de dinámicas no lineales aplicadas al deporte y rendimiento) y está preparando una puesta de largo consistente en un Simposium Internacional sobre este tema que se celebrará en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y que contará con la presencia, ya confirmada, de Madalena Costa (Margret and H.A. Rey Institute for Nonlinear Dynamics in Medicine. Harvard Medical School. Boston. Massachusetts; USA); Nicholas Stergiou (HPER Biomechanics Laboratory. University of Nebraska. Omaha; USA); Juan Ribas Serna (Department of Human Physiology and Bio-Physics. University of Sevilla; Spain) y Maria Zakynthinaki (Department of Sciences. Technical University of Crete; Greece).

domingo, 2 de octubre de 2011

LABORATORIO DE FISIOLOGÍA DEL EJERCICIO EN LA UPO


Desde hoy aparece en el Catálogo de Servicios Tecnológicos de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla la información sobre el Laboratorio de Fisiología del Ejercicio que se pone a disposición de los deportistas y del público en general.
Este servicio está dirigido a cualquier persona que practique o quiera practicar deporte, sea cual sea su nivel, pero especialmente viene a cubrir un importante hueco en la asistencia a deportistas que no sean de alto rendimiento.
Se realizarán pruebas de esfuerzo y valoraciones tanto de salud como de rendimiento, a cargo de profesionales altamente cualificados y con un equipamiento de primer nivel, todo ello con el soporte de la Facultad del Deporte y del Grupo de Investigación Ejercicio, Salud y Alto Rendimiento (CTS-595).
El Laboratorio estará dirigido por José Naranjo Orellana, Doctor en Medicina y Cirugía, y Alfredo Santalla Hernández (Doctor en Ciencias del Deporte), ambos Profesores Titulares de Fisiología del Ejercicio de la UPO.
Los interesados pueden solicitar información a través del formulario de contacto o a través de este blog.



jueves, 2 de junio de 2011

REUNIÓN ANUAL DEL GRUPO de TRABAJO “AVILÉS” (2011)

Los días 23 y 24 de Mayo tuvo lugar en Avilés la Reunión anual del Grupo de Trabajo “Avilés”, dentro de las IV Jornadas “Deporte y Salud” 2011. Esta reunión ha estado organizada por el Consejo Superior de Deportes, la Dirección General de Deportes del Principado de Asturias y la Fundación Deportiva Municipal de Avilés a través de la Unidad Regional de Medicina Deportiva del Principado de Asturias y a ella asistieron directores médicos de los centros nacionales, regionales y municipales de Medicina del Deporte y los directores médicos de los Centros de Alto Rendimiento, así como representantes de la Medicina Deportiva de muchas comunidades autónomas y varios expertos invitados.

Este año los temas de discusión propuestos fueron:

-Medidas del Plan Integral A+D para la promoción de actividad física en Atención Primaria y la función de los centros de Medicina Deportiva.

-Aplicaciones de la Genética en el ejercicio y la salud.

-Posible daño del ejercicio intenso en el corazón.

Tras las intervenciones de los expertos invitados y un amplio debate e intercambio de ideas, el grupo de trabajo adoptó las siguientes CONCLUSIONES:

1. La tendencia actual en genética es obtener un mapa muy amplio de polimorfismos ligados al rendimiento deportivo.

2. Respecto al riesgo cardiovascular, antes de hacer un estudio genético es necesario agotar los recursos clínicos (exploración, electrocardiograma, pruebas de imagen,…) y realizar un adecuado estudio de los antecedentes familiares. El médico del deporte debe hacer la derivación inicial al cardiólogo y éste decidirá si es necesario un estudio genético.

3. Ante la posibilidad, apuntada por algunos estudios, de que el ejercicio de alta intensidad y duración induzca un mayor riesgo cardiovascular, es necesario un adecuado control del entrenamiento y de los periodos de descanso y recuperación.

4. Es necesario seguir investigando sobre estos cambios y realizar un seguimiento médico-deportivo adecuado de los deportistas.

5. Se deben mejorar los cauces de comunicación con otras especialidades para dar a conocer la Medicina del Deporte.

6. Consideramos necesario facilitar a los equipos de Atención Primaria la formación adecuada para la promoción y la prescripción de actividad física.

7. Para un mejor aprovechamiento de los recursos existentes se debería fomentar la participación de los Centros de Medicina del Deporte en la promoción de la salud a través de la actividad física.

8. Para una mayor eficacia, es necesaria una implicación de los equipos de Atención Primaria en el uso de la actividad física como herramienta preventiva y terapéutica.

9. Manifestamos nuestro apoyo al Programa “Actívate”, dentro del Plan Integral A+D, para la promoción de la actividad física en atención primaria. Se considera necesaria la colaboración de las CC.AA. en la puesta en marcha de este plan.

10. Se deben aprovechar las iniciativas existentes en el ámbito de la actividad física y la salud, poniendo en común las experiencias que se encuentran en marcha.

11. Se propone la creación de algún cauce que permita a la Medicina del Deporte participar en el proceso futuro de formación de especialistas.

12. Consideramos necesario que se regulen los reconocimientos médicos de los deportistas según su nivel. Al menos, todos los deportistas que reciban ayudas públicas, deberían tener un seguimiento médico deportivo obligatorio.

13. Consideramos imprescindible la potenciación del Grupo Avilés como herramienta para el intercambio entre los profesionales de los Centros institucionales de Medicina del Deporte.

sábado, 20 de noviembre de 2010

FRONTIERS IN PHYSIOLOGY

Para quien no la conozca, en éste enlace puede acceder a una interesante revista de libre acceso y relativamente joven cuyo título es bastante sugestivo y habla por sí mismo: Frontiers in Physiology.
Contiene 27 secciones diferentes en las que se publican artículos en la frontera del conocimiento. Particularmente recomiendo las secciones Frontiers in Exercise Physiology y Frontiers in Fractal Physiology.
Que la disfruteis.

domingo, 3 de octubre de 2010

HEMOSTASIA Y EJERCICIO

Los mecanismos hemostáticos dependen de cuatro factores: la pared vascular, la función plaquetaria, la coagulación sanguínea y la fibrinólisis. El mantenimiento de una hemostasia normal supone el correcto funcionamiento de estos cuatro factores, de forma que la alteración de uno solo de ellos es siempre causa de patología.
Se ha demostrado que el ejercicio físico tiene múltiples efectos sobre la hemostasia y esto depende fundamentalmente de las características del sujeto (edad, sexo, patología de base, estado de entrenamiento,…) y del tipo de ejercicio físico (calidad, intensidad, duración,…). Aunque este tema ha sido objeto de numerosos estudios desde hace muchos años, sabemos que existe una íntima relación entre hemostasia y actividad física pero desconocemos bastante acerca de la naturaleza de estos cambios.
Así, la bibliografía establece que el ejercicio físico induce un acortamiento del tiempo de coagulación en sangre completa y del tiempo parcial de tromboplastina, aunque no están claros los efectos del ejercicio sobre los tiempos de Trombina (TT) y Protrombina (TP) ni tampoco la duración de estos efectos tras el ejercicio. Tampoco está totalmente claro si la magnitud de estos cambios es diferente con distintas intensidades y/o duraciones de ejercicio o con diferentes tipos de ejercicio.
Por otra parte, está aceptado que tras el ejercicio intenso hay un estado de hipercoagulabilidad que probablemente está mediado por un aumento del factor VIII. Ejercicios de diferente intensidad y duración inducen aumentos en la actividad del factor VIII que muestran una correlación positiva con la intensidad del ejercicio o, en el caso de ejercicios de resistencia, con el volumen de trabajo. Aunque no se conoce muy bien el mecanismo, parece ser que el estímulo responsable de este aumento de factor VIII está mediado por receptores beta-adrenérgicos, pero no todo el mundo está de acuerdo.
En cuanto al fibrinógeno, no podemos formar una opinión clara ya que los estudios que investigan los efectos del ejercicio agudo sobre la concentración plasmática de fibrinógeno aportan conclusiones contradictorias. Y por lo que respecta a las plaquetas, se acepta que el ejercicio extenuante induce un aumento en el recuento de plaquetas que se atribuye a la liberación por parte del bazo, médula ósea y lecho vascular pulmonar.
Parece existir bastante acuerdo en que los cambios de hipercoagulabilidad que induce el ejercicio se ven compensados por cambios paralelos en la fibrinólisis que ayudan a restablecer el equilibrio. Así, está aceptado que el ejercicio intenso induce una importante activación de la fibrinólisis a consecuencia de la liberación del Activador Tisular del Plasminógeno (tPA) a partir de células del endotelio vascular. Parece ser que estos aumentos de la actividad fibrinolítica son dependientes de la intensidad pero no hay acuerdo sobre su duración.

Dada la importancia que estos aspectos pueden tener para la salud de los deportistas que pasan buena parte de su vida entrenando y compitiendo a altas intensidades y con grandes volúmenes de trabajo, sería muy importante investigar sobre algunos aspectos que requieren ser aclarados. Entre ellos destaca la escasa información respecto al entrenamiento deportivo de alta competición y el hecho de que los trabajos son poco concluyentes y se refieren mayoritariamente a población sedentaria que sigue algún programa de acondicionamiento o a pacientes que siguen un programa de actividad física.
Hay muy pocos trabajos controlando el tipo de ejercicio, su intensidad y duración, por lo que la relación entre intensidad de ejercicio y los fenómenos de activación de la coagulación y la fibrinólisis es aún controvertida. Tampoco hay datos concluyentes en deportistas entrenados ya que los artículos publicados al respecto no diferencian niveles de entrenamiento. Es más, la mayoría de ellos son trabajos con un enfoque clínico realizados con pacientes o con sujetos sanos pero no deportistas.
De la misma manera que los cambios en la hemostasia inducidos por el ejercicio son diferentes en sujetos sanos que en pacientes cardiovasculares (por ejemplo) y teniendo en cuenta la más que probable relación de estos cambios con la estimulación adrenérgica, parece razonable suponer que, en el caso de los deportistas, los efectos que el ejercicio tiene sobre la coagulación y la fibrinolisis sean diferentes según el grado de entrenamiento del sujeto.

(Estos datos forman parte de una revisión realizada por la Dra. María Yera Cobo del Servicio de Hematología del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, en la que he tenido el placer de colaborar, y que ha sido recientemente aceptada para su publicación en la revista Archivos de Medicina del Deporte).

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Nuevo número de la RAMD

En este enlace se encuentra disponible a texto completo el nuevo número (septiembre 2010) de la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.

martes, 1 de junio de 2010

Nuevo número de la RAMD

Ha salido el nuevo número de la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.
Como siempre, está disponible a texto completo.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Nuevo número de la RAMD

Ya está disponible en la web de Elsevier el nuevo número de la Revista Andaluza de Medicina del Deporte.
En esta ocasión se trata de un número monográfico sobre sistemas complejos en Fisiología humana que seguro que resultará muy interesante.

martes, 26 de enero de 2010

¿CUÁNTA ACTIVIDAD FÍSICA ES NECESARIA PARA ESTAR SANOS?

La nueva guía de actividad física publicada en 2008 por el Departamento de Salud del Gobierno de los Estados Unidos (Physical Activity Guidelines for Americans, 2008) introdujo un cambio importante en la forma de valorar cuánta actividad física es necesaria para mantener un estado de vida saludable. Para ello, realizó una clasificación con diferentes grados de actividad en función del gasto energético basándose en la evidencia científica existente.

Recordemos que un MET es el gasto energético que un sujeto tiene en situación basal, de manera que una actividad de 4 METs sería aquella que requiere un gasto energético 4 veces superior al de reposo. Por otra parte, el gasto energético total de una actividad no depende sólo de la intensidad sino también de su duración; así, si la actividad mencionada se mantuviera durante 30 minutos, el sujeto realizaría un gasto energético total de 120 METs-minuto, pero también obtendría el mismo gasto si realizara, por ejemplo, una actividad de 8 METs durante 15 minutos.

La Physical Activity Guidelines for Americans establece una actividad física semanal entre los 500 y 1000 METs-minuto como límite inferior para la salud. Para alcanzar este gasto energético, los adultos necesitarían acumular, al menos, 150 minutos semanales de actividad física moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa. Se entiende por actividad física moderada aquella que requiere un gasto energético entre 3 y 6 METs y actividad física vigorosa la que requiere más de 6 METs. Como ejemplo, para la mayoría de los sujetos caminar a un ritmo entre 5 y 6 km/h supone un gasto entre 3,3 y 3,5 METs, mientras que correr a un ritmo de 5 minutos el kilómetro (12 km/h) requeriría unos 10 METs. También podría establecerse la intensidad como porcentaje del VO2max o de la FC de reserva, de forma que una actividad moderada se encontraría entre el 40 y el 60% de intensidad y una actividad vigorosa estaría entre el 60 y el 85%.

Pero el verdadero problema se encuentra en los niños y adolescentes. Según la evidencia, este grupo de edad debería acumular 60 minutos diarios de actividad combinando actividades moderadas y vigorosas junto con trabajo de fortalecimiento muscular al menos tres veces por semana.

Resulta bastante evidente que la mayoría de nuestros niños y adolescentes están bastante lejos de estas recomendaciones.

jueves, 7 de enero de 2010

Nuevo número de la RAMD

Ya está disponible en la página de Elsevier el nuevo número de la RAMD, último de 2009.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

NUESTRA MODESTA APORTACIÓN.

Como ya sabemos, la WADA rectificó por fin su política respecto a las restricciones sobre el uso de beta-2 adrenérgicos en los deportistas y a partir del 1 de enero de 2010 ya no será necesario tramitar una AUT ni aportar pruebas de provocación positivas. En esta decisión hemos tenido una parte de responsabilidad en el Centro Andaluz de Medicina del Deporte, seguramente modesta, pero creo que valorable dado el número de pruebas de provocación que se han realizado en nuestro Centro a deportistas de alto nivel competitivo a lo largo de los años de vigencia de esta normativa.
Fruto de esta experiencia, en 2006 publicamos un primer artículo en el que poníamos sobre la mesa el problema de la discriminación a la que se sometía a los deportistas en el tratamiento del asma bronquial (Naranjo J, Centeno RA, Carranza MD. The use of Beta 2 agonists agonists in sport. Are the present criteria right? Br J Sports Med, 2006; 40:363-366). Este artículo despertó polémicas en diferentes entornos, pero cumplió su misión que era poner de manifiesto una situación a nuestro entender injustificada.
En Diciembre de 2008 se envió un segundo artículo al British Journal of Sports medicine que ampliaba la casuística recogida y cuestionaba los nuevos cambios introducidos para la normativa de 2009. Este artículo (Beta-2 agonists in sport. Are the Anti-Doping rules meeting the needs of asthmatic athletes?) acaba de salir publicado en la versión "online first" (Br J Sports Med published online December 2, 2009; doi: 10.1136/bjsm.2008.056903). Aunque quizas sea un poco tarde, dado que ya se ha aprobado el cambio en la normativa, quiero destacar la importancia de este trabajo que fué enviado al BJSM hace un año y que si ha tardado tanto en salir ha sido precisamente por la polémica creada entre los propios revisores encargados de valorarlo.
Evidentemente el cambio de actitud de la WADA no se ha producido por nosotros, pero sí me cabe la satisfacción de poder decir que hemos sido los únicos en manifestar públicamente esta posición y mantenerla enérgicamente desde 2005.