"Las ideas no duran mucho; hay que hacer algo con ellas".

D. Santiago Ramón y Cajal


miércoles, 14 de enero de 2009

CURIOSAS RELACIONES

Sabemos por la Ley de Kleiber (Max Kleiber, 1930) que la tasa metabólica basal (TMB) de cualquier animal expresada en kcal/dia es proporcional a su masa elevada a 0.75, es decir, TMB = k M0.75; siendo el valor de k diferente para cada especie (69 para los mamíferos).
Sabemos también que la vida (T) de un animal es proporcional a su masa elevada a 0.25, es decir, TMB = k M 0.25; siendo el valor de k nuevamente diferente para cada especie (en este caso, 7.5 para los mamíferos).
Por otra parte, el gasto cardiaco (GC) es proporcional a la TMB y, por tanto, a M 0.75 , mientras que el volumen sistólico (Vsis) es proporcional a la masa del animal, por lo que el periodo cardiaco (Vsis / GC) será proporcional a M / M 0.75 y por lo tanto, a M 0.25. Al darse la misma proporción en el periodo cardiaco y en la duración de la vida, se concluye que el número total de latidos cardiacos es constante en todas las especies.
Por último, la cantidad total de energía gastada por un animal a lo largo de su ciclo vital resultaría ser una función lineal de su masa corporal si se mantuviera en reposo ya que sería igual a MB x T y por tanto sería proporcional a M 0.75 x M 0.25 , es decir a M 1. Desgraciadamente, en esta relación no está incluido el gasto derivado del movimiento.
Estas sorprendentes relaciones entre el gasto energético, la masa y la duración de la vida, presentan un interesantísimo campo para la especulación científica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.